in

Confiar o no confiar en mi compañero de trabajo, esa es la cuestión

La confianza en tus compañeros es vital para el ambiente de trabajo

La siempre vital confianza en el equipo de trabajo es algo que requiere esfuerzo y constancia de grupo.

A lo largo de tu vida laboral compartirás el espacio de trabajo con otras personas en al menos una ocasión (en la gran mayoría de los casos). Esto constantemente te obligará a interactuar con diversos puntos de vista, gustos y maneras de pensar. Esto a muchos les trae a la mente la interrogante de ¿confiar o no confiar en mi compañero de trabajo?

Deberás socializar con personas junto a sus valores, aptitudes y actitudes a veces cuestionables; entonces ¿debo confiar en mi compañero de trabajo?

Primeramente es importante que sepas que al igual que tus compañeros, tú eres una pieza clave del buen ambiente laboral.

Sin confianza es difícil, por no decir imposible, mantener una buena relación.

James Hunter

Entonces, ¿confiar o no confiar en mi compañero de trabajo?

En un principio la respuesta al dilema es ¡Sí!

Debes confiar en tus compañeros porque la confianza es la base de una interacción social duradera y plena. Pero, esta confianza también debe ser ganada.

Aquí nuevamente ejerce su poder nuestra siempre leal “comunicación efectiva”.

Debes conocer a alguien primero para poder generar confianza en él o ella, saber sus cualidades, habilidades y principios; es momento de ser “curioso” y con naturalidad preguntarles sobre ellos mismos.

Pregúntales sobre sus gustos, sobre sus trabajos anteriores y de sus vidas en general, sin tampoco caer en un intenso interrogatorio que haga sentir invadida a la persona en cuestión.


Haz que sea una conversación amigable y fluida.

Es bueno que tus compañeros sepan también sobre ti, de lo contrario estas personas no te dejarán ver sus verdaderos “colores”.

Tras esta etapa sigue tu instinto y otorgarles un primer nivel de confianza y deja que ésta crezca o disminuya con el tiempo.

Nunca pases por alto que los logros en una empresa se obtienen gracias a un equipo unido y no a un solo individuo.


Si desconfías de tu compañero debes ser lo suficientemente inteligente para no demostrarlo con frecuencia. Sin hablar sobre tu desconfianza, no temas en expresar a esa persona el cómo podrías confiar más en él o ella. Es como lograr la solución sin tener que hablar del problema inicial.

Inicialmente es bueno confiar hasta que te den razones para no hacerlo. Una situación algo parecida a ser “inocente hasta que se demuestre lo contrario”.

La confianza en el trabajo
La confianza en el trabajo es cosa de dos

Nuestro lugar de trabajo es nuestra segunda casa.

Cuando analizamos el tiempo que invertimos en cada una de nuestras actividades al día, muchas veces no nos detenemos a pensar en la cantidad de horas que invertimos en nuestro trabajo.

Ten presente esto, especialmente si estás dudando sobre si confiar o no en tus colegas.

El resultado de lo anterior, en la mayoría de los casos, es que verás que pasas mucho más tiempo con tus compis de trabajo en comparación de lo que estás con tus amigos o tu familia.

Es fácil entender que poder confiar en tus compañeros de trabajo es realmente necesario, porque de lo contrario estarás pasando la mayoría de tu tiempo con personas en las que desconfías, y esto no es bueno para tu desarrollo personal y mucho menos profesional.

Da tú el primer paso, y lidera la adaptación con tu entorno, espera y verás los resultados con el tiempo.

¿Alguna otra cosa importante cuando piensas si confías o no en tus compañeros?

Importante que también confíes en ti mismo. Muchas veces las inseguridades las reflejamos en nuestros gestos y en el como hablamos, y eso puede generar desconfianza en nuestro entorno.

Piensa en el fútbol e imagina que los miembros del equipo no se tienen confianza entre ellos, ni en sus habilidades; cómo crees que podrían ganar el partido sin pasar el balón a sus compañeros. Tienen que arriesgarse a perder, a que la otra persona no esté del todo preparada, porque si no lo hacen, ya habrán perdido el juego desde el comienzo.

Es lo mismo que tienes que hacer tú en tu entorno laboral.

Debes arriesgarte a confiar en tu compañero de trabajo, al igual que en tus superiores, así probablemente logres más que solo los objetivos de tu departamento; quizás hagas ¡amigos!.

¿Ya sabes qué hacer? ¿Confiarás o no en tus compañeros de trabajo?

Espero que este post te haya ayudado 😉
¡Escríbeme en un comentario sobre tu experiencia!

¿Te ha gustado el post?

Upvote
5 points
Downvote
Estrella

Escrito por Germán Alvarado

Soy una persona con mucha energía y curiosidad por las cosas, me apasiona la publicidad y el intentar comprender cada día un poco más, cómo actúa la gente y el porqué lo hace, supongo para luego hacer publicidad XD

Amante de las pelis de miedo y de ficción, soy un melómano con un gusto variado en cuanto a géneros de música y del deporte.

Espero poder aportar valor a todos a través de mis posts.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El ego saludable en tu vida plena

El Ego Saludable y Sus Beneficios

El monstruo del miedo en la vida y cómo controlarlo y dominarlo

3 Maneras de Superar al Monstruo del Miedo