in

5 Maneras de Potenciar el Uso del Color en el trabajo

Saca todo el poder de los colores en la empresa

Utiliza los colores correctos en tu trabajo y optimiza el estado de bienestar.

En muchas empresas al utilizar colores en el inmobiliario y en materiales corporativos solo piensan en la estética sin considerar el impacto de estos en la mente de sus empleados. El uso del color en el trabajo debe hacerse de manera inteligente para acercarnos más y mejor a los objetivos de empresa.

En nuestro día a día, millones de colores impactan a nuestros ojos en cada una de las actividades que hacemos. Estos colores influyen en algunas personas más que en otras y de distintas maneras.

No hay duda de que la existencia de los colores en nuestro entorno genera cambios en nuestro estado de ánimo, emociones y conducta. Esto se conoce como la psicología del color, y básicamente trata sobre la reacción que tenemos los seres humanos al estar expuestos a diferentes colores.

Los tonos, la cantidad y el tiempo al que estemos expuestos a los colores, tienen un factor muy significativo en nuestro comportamiento y sentimientos en general.

La importancia de poseer esta información y de saber utilizarla como herramienta, está en que podemos obtener mejores resultados y mayor ánimo en nuestro equipo de trabajo y en nosotros mismos, utilizando el buen uso del color.

El uso eficiente del color en el lugar de trabajo
El buen uso de los colores en el trabajo será tu aliado para lograr objetivos corporativos.

Estas son 5 maneras de potenciar el buen uso del color en el trabajo.

Son 5 puntos que en mi experiencia y en los entornos laborales en los que he estado hubiesen marcado una diferencia importante en las respuestas y comportamientos de las personas.

  1. El color en la estructura.

    El ambiente de trabajo debe ser un espacio que inspire, que ofrezca paz y al mismo tiempo dinamismo. Algo esencial en las empresas es ofrecer un lugar de trabajo que ofrezca confort y satisfacción a su recurso humano.

    Lo anterior muchas veces se ve alterado por las decisiones de algunos que no tienen en cuenta el impacto de ciertos colores en las personas. Para esto hay que analizar el espacio, los colores corporativos, la cercanía de la estructura a los puestos de trabajo, y el acceso de la luz natural.

    Además, es importante tener en cuenta la función o tareas que se haga en cada espacio, quizás en una oficina sea mejor un color que estimule la creatividad y en otra la tranquilidad.

  2. Uso correcto del blanco.

    En ocasiones también encontramos espacios que utilizan el color blanco en gran cantidad, con la idea errónea de que este color es más neutro y menos impactante.

    La acogida que tenga el color blanco en las personas realmente depende de la luz que exista en el entorno.

    El blanco por su naturaleza física, permite que el esplendor de la luz rebote con mayor intensidad, a diferencia del negro que produce justo el efecto opuesto.

    Si deseas un color más neutro, la mejor opción será el color gris, y dependiendo de la luminosidad del espacio se puede utilizar un tono más oscuro o más claro.

  3. Colores para malas noticias.

    Ten en cuenta el espacio, decoración y el color de la oficina donde otorgas “malas noticias”, por ejemplo: despidos, amonestaciones, errores laborales…

    En este caso es importante pensar en lo impulsivo que puede ser el ser humano en cuanto a emociones como lo son la tristeza o la rabia.

    Si deseas que tu mensaje llegue a tu interlocutor de una manera efectiva, es una gran idea emplear todos los recursos a tu favor. En este caso el color azul en tonos suaves es la mejor opción, siendo también el verde pastel una buena alternativa.

  4. Uso del color en la ropa de trabajo.

    Nuestra vestimenta y la de los demás forman parte de lo que vemos en el día a día en nuestro entorno laboral, y al igual que los colores de una oficina también influyen en el pensamiento y comportamiento de nosotros al usarlo y de otros al interactuar con nosotros.

    Así que es importante no pasar por alto el tema de colores en tu elección al vestir, en especial si posees un cargo de liderazgo y sobre todo en días con acciones como hablar en público, dar malas noticias, coaching o simplemente motivar a que te sigan.

  5. Las ventas y el color.

    El color está unido directamente a las emociones y es esencial tener esto en cuenta para potenciar las posibilidades en las ventas.

    Según el tipo de negocio y la estrategia utilizada, el color hará que el cliente de ese paso a la compra impulsiva o a la compra emotiva, siempre teniendo en cuenta la naturaleza del producto o servicio y al público objetivo al que te dirijas.

Buscar la forma más enérgica de color posible, el contenido carece de importancia.

Henri Matisse

El uso del color en el trabajo es muy poderoso para nuestra mente.

  • ¿Un día pesado y lleno de estrés? Toma de 5 a 10 minutos para visualizar un espacio natural con mucho verde y azul.
  • Si sientes un bajón de ánimo, viste de naranja.
  • Si tienes una reunión con un jefe, la combinación de colores claros con el gris serán tu aliado.

No se trata de colores y formas, se trata de transmitir sensaciones.

¿Te ha gustado el post?

Upvote
1 point
Downvote
Estrella

Escrito por Germán Alvarado

Soy una persona con mucha energía y curiosidad por las cosas, me apasiona la publicidad y el intentar comprender cada día un poco más, cómo actúa la gente y el porqué lo hace, supongo para luego hacer publicidad XD

Amante de las pelis de miedo y de ficción, soy un melómano con un gusto variado en cuanto a géneros de música y del deporte.

Espero poder aportar valor a todos a través de mis posts.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Buen amigo y cómo reconocerlo

Cómo Reconocer a un Buen Amigo

Convivir mejor con los vecinos

Cómo Convivir Mejor con Nuestros Vecinos