in

Ser Madre a los 40 años (Primeriza)

Madre a los 40’s, ventajas y desventajas de serlo

Ser una madre cuarentona primeriza

Nunca pensé ser madre después de los 40 años, pero las circunstancias no se eligen y después de tanto esperar, un buen día el doctor me dice ¡Estás embarazada!

De inmediato surgieron muchas interrogantes; me abordaron sensaciones de alegría, de preocupación y con el transcurrir de los meses entendí que esas emociones eran normales.

En esta nueva etapa de tu vida te cuestionarás por la edad y te harás muchas preguntas.

  • ¿Culminará con éxito mi embarazo?
  • ¿Tendré la suficiente paciencia y agilidad, cuando nazca el bebé?
  • ¿Volveré a recuperar mi figura?
  • ¿Nacerá bien?
  • ¿Seré una buena madre a los 40 años?
  • ¿Qué riesgos enfrentaré por tener un hijo tan cerca de los 40?.

Surgirán miles de preguntas, pero te aseguro que por lo que viví saldrás airosa siendo madre a los 40 años.

Es decir, ¡recuperarás tu figura!, ¡si lograrás culminar un feliz embarazo!, ¡si serás una buena madre! Y estoy segura que obtendrás de las preguntas, muchas respuestas positivas.


Comencé a preguntar sobre el tema de las primerizas a los 40 años a los amigos médicos que tengo.

Cuando iba a la consulta prenatal intercambiaba información con otras pacientes, y también investigué por Internet todo lo que pude; de todo lo que conseguí quise quedarme con lo positivo. La mayoría de la información que encontré me generó angustia sobre algunos riesgos del embarazo y sobre posibles malformaciones genéticas en el bebé.

¿Qué fue lo primero que hice?

Inicialmente busqué a un buen médico Ginecólogo – Obstetra y comencé mis respectivos controles prenatales, acompañada del consumo de multivitamínicos propios del embarazo y continuando un buen régimen alimenticio pensando en mí y en mi bebé.

Además, para disminuir mis momentos de preocupación recordé 5 preguntas básicas que me realizó el médico:

  1. ¿Tienes algún familiar con síndrome de Down? En mi caso, respondí que no.
  2. ¿Consumes o has consumido algún estupefaciente (drogas)? Mi respuesta fue sincera porque nunca lo he hecho, así que otra negativa aquí.
  3. ¿Fumas? No fumo.
  4. ¿Consumes alguna bebida alcohólica? No consumo, solo y muy poco de modo social.
  5. ¿Te has alimentado correctamente? Sí, que lo hice.

Estas preguntas y respuestas me hicieron recordar que mi bebé crecía bien y me llené de mucho optimismo en este momento.

Los que aman profundamente nunca envejecen, pueden morir de vejez pero mueren jóvenes.

Arthur Wing Pinero

Ahora bien, no te vayas a preocupar si el doctor te solicita realizar exámenes, esto será solo por simple protocolo médico. El médico te indicará algunos análisis especiales que por tu edad te deberás hacer.

Solo serán pruebas de diagnóstico, simples estudios básicos que se realizan para detectar, prevenir e informar.

Tu médico siempre te explicará con detalles cuales son los posibles riesgos de complicaciones que puedan presentarse en el embarazo; no para preocuparte sino para que estés preparada mes a mes.

Estos posibles riesgos son:

  • Riesgo de anomalías genéticas.
  • Pérdida del embarazo.
  • Problemas con diabetes o tensión alta, y si no la padeces, es posible que surjan en la etapa del embarazo.
  • Preeclampsia (Complicación del embarazo, que causa presión alta).

El médico me solicitó que me hiciera sólo tres análisis especiales:

  1. Análisis en sangre.
  2. Ecografías de genéticas I y II.
  3. La Amniocentesis.

Te describo sencillamente en qué consisten estos análisis para que comprendas la información que conseguirás de estos exámenes.


Recuerdo que los dos primeros estudios que me realicé (análisis en sangre y las ecografías I y II), reflejaron unos resultados que a la simple vista me asustaron, ya que yo esperaba unos resultados con pocas cifras, y no fue así.

Luego en la consulta médica comprendí que mis resultados fueron comparados con otras madres de mi edad.

Estos estudios se comparan estadísticamente para indicar en qué posición se encuentran los resultados de los exámenes y diagnosticar alguna posible anomalía congénita.

Lo importante es que tú, madre a los 40 años, no estés asustada.

Recuerda que debes estar tranquila para transmitirle a tu bebé la vibra ideal de que todo está bien.


Cada mujer es diferente y tendrá un tratamiento específico y personal, pero estos tres estudios que te mencioné, serán la base para saber si otros análisis serán necesarios.

Es importante que mes a mes acudas a tu ginecólogo obstetra para llevar un buen control prenatal.

Luego de haber equilibrado la euforia del embarazo y de haber pasado por todas las pruebas satisfactoriamente; poco a poco comencé a comprender las ventajas y desventajas de tener a mi bebé después de los cuarenta.

La paciencia, la madurez y las prioridades van cambiando con los años, estas cualidades te harán una mujer más centrada para asimilar todas las nuevas responsabilidades que tendrás próximamente.

Ser madre a los 40 años
Puedes tener un embarazo tranquilo y «normal» en tus cuarentas.

Así que, descubrí cuáles fueron esas fortalezas y esa fragilidad de ser madre primeriza y cuarentona, que al compararlas me sentí aún más tranquila de ser mamá a esta edad.

Ventajas de ser madre a los 40 años.

Desventajas de ser madre a los 40 años.

Comprendí que no era la única madre cuarentona y primeriza, noté que por ejemplo, según los indicadores del Instituto Nacional de Estadística (INE) de España, en los últimos años se han incrementado el número de mujeres que tienen hijos después de los 40 años.

En el año 2000 fueron 10.163 mujeres, y en el año 2012 fueron 28.322.

Aquí se refleja la maternidad tardía sin indicar si fueron sus primeros o segundos hijos, solo se evidenció la tendencia en los últimos años.

Esto me dejó ver que no soy ni seré la única mujer que haya comenzado mi maternidad un poco tarde.

Así que si este tu caso y serás o buscas ser madre a los 40 años, que tu edad no te impida serlo, porque te lo digo yo y las estadísticas, podrás ser una feliz madre con cuarenta años sin ningún problema.

Solo sé lo suficientemente inteligente para empoderarte, cuidarte, alimentarte, y ser positiva para que atraigas un embarazo tranquilo y “normal”.

Te sugiero que leas este otro post que hecho con mucho detalle y cariño para ti. ⬇⬇⬇

Mujer y su hijo
Ser Madre es mi mejor trabajo

Mucha suerte 😉

Esta publicación se creó con nuestro bonito y sencillo formulario. Crea tu post!

¿Te ha gustado el post?
Voto positivo Voto negativo
16 puntos

Total de votos: 16

Votos positivos: 16

Porcentaje de votos positivos: 100.000000%

Porcentajes negativos: 0

porcentaje de votos negativos: 0.000000%

Escrito por Poelys Alvarado

Profesional con más de 15 años de experiencia en el sector comercial y productivo, con alta capacidad analítica y de gestión. Madre primeriza a los 40 y con una reciente pasión por la escritura.

Años participandoTop post leídosTop post valoradosTop Autores

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

Comments

comments

Respirar conscientemente

La respiración consciente y la importancia de respirar bien

Los beneficios de caminar como ejercicio diario

Beneficios de Caminar